Hugo Echegaray

Hugo Echegaray

Hugo Echegaray nació en Lima en 1940. Estudió en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y en la Facultad de Educación de la Pontificia Universidad Católica del Perú; fue miembro y dirigente de la Unión Nacional de Estudiantes Católicos. Luego se graduó en filosofia en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y en teología en la Facultad de Teología de Lyon (Francia).

Ordenado sacerdote en Lima en 1973, fue asesor de la Unión Nacional de Estudiantes Católicos y profesor de teología en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Al mismo tiempo se dedicó a acompañar la reflexión pastoral y teológica de muchas comunidades cristianas de base en el Perú, y particularmente las comunidades de Vitarte (Lima). Dirigió también la revista Páginas, donde publicó varios artículos.

Falleció en Lima, luego de una breve enfermedad, el 6 de abril de 1979.

La Práctica de Jesús Hugo Echegaray

Prólogo a la 5ta. Edición por Felipe Zegarra R. Publicado por el CEP - Diciembre 2003

Este libro se reedita a los 24 años del paso de Hugo Echegaray a la casa del Padre, y a los 23 de la primera edición de este libro tan marcadamente suyo; es decir, tara expresivo de su dedicación a la investigación teológica y de su apertura pastoral a la realidad y las necesidades de los más pobres. El texto que ahora reimprime el Centro de Estudios y Publicaciones es de gran e inusual actualidad en esta época tan particular para el Perú y los peruanos, en este kairós o "tiempo oportuno de salvación" (ver Lucas 12,56), en que como creyentes podemos y debemos dar pasos decididos para transformar nuestra forma de tratar a todos los habitantes del país y para rehacer nuestra convivencia social, cuando la vida de los pobres y "pobres extremos" -tan numerosos en el país- se sobrecarga para muchos de ellos con la terrible condición de víctimas y sobrevivientes de la violencia asesina. Hugo Echegaray quiso en las páginas que siguen resumir su búsqueda acerca de la humanidad histórica de Jesús, que él llama también "la humanidad de Dios", que es al mismo tiempo la revelación de su condición de Hijo del Padre y de su divinidad, manifestada en su actitud frente a la muerte (Marcos 15,39) y confirmada por su resurrección. Releyendo estas páginas no pude dejar de recordar una expresión muy concisa: "Tan humano, sólo puede ser Dios". El evangelio de Juan, al hablar de la encarnación del Verbo, lo expresa admirablemente: "A Dios nadie lo ha visto; el Hijo unigénito, que está en el seno del Padre, él nos lo ha contado" (1,18).

Hugo buscó dar a conocer, de la manera más precisa posible para el estado de la investigación en aquellos años, el contexto de la predicación y de la acción de Jesús. Sobre ello se ha escrito y profundizado mucho en el último cuarto de siglo, pero sorprende cómo la interpretación teológica que nos ofrece en este libro mantiene su vigencia.

En cierta forma, en nuestro país, donde todo parece cambiar constantemente, pero donde lo fundamental tiene una dolorosa y terca persistencia, encontramos en estas páginas una lectura " de historia a historia ", una visión de los textos evangélicos desde nuestra época. Hugo se manifiesta claramente consciente de las diferencias de contexto que existen entre los autores de los cuatro evangelios y los lectores de hoy.

Gracias a su esfuerzo de estudio y reflexión, podencos comprender que, primordialmente, Jesús opuso al predominio excluyente y abusivo del Templo de Jerusalén _y del Imperio Romano, así como de los grupos que usufructuaban de ellos (las principales familias sacerdotales y los altos funciona­rios romanos, respectivamente), el anuncio en palabras y en obras -personalísimo y vital- del Reino de Dios y de la inaudita paternidad de Dios.

El Reino nos es presentado en su íntima vinculación con la práctica de la justicia, entendida esta como despliegue de la fraternidad v corto expresión de la misericordia de Dios .v de la .superabundancia de su perdón (1).

El Reino aparece, en los labios y las manos de Jesús, corto ejercicio de una comensalidad que no tolera acepción de personas, v que ante todo es acoger a los menospreciados - pobres, ciegos, cojos, leprosos-. En efecto, contra el sentido habitual de la palabra, el Reino es comunidad comunión de Dios con los seres humanos. Nos lo ha enseñado el propio Jesús: «de ustedes es el Reino» (Lucas 6,20; ver Maleo 5,3),­o bien. «vengan, benditos de mi Padre, tornen posesión del Reino preparado para ustedes desde la constitución del mun­do» (Mateo 25,34).

El Reino, asimismo, se nos muestra corzo tina realidad universal, que Dios ha abierto Y mantiene abierta a todos.

Todo lo anterior lo podemos apreciar en la práctica coti­diana de Jesús, es decir, en su actuación soberanamente li­bre, y en forma especial en su opción por el pueblo pobre, en su convivencia con él y en su servicio a los débiles o "peque­ños "(2).

El proyecto de Jesús, o, en otras palabras, su personal estilo de vida, es a la vez una invitación a seguirlo, un lla­mado a ser sus discípulos. Acoger el don del Reino en la propia vida mueve necesariamente a la conversión. Para explicarlo, Hugo privilegia el encuentro de Jesús con Zaqueo (Lucas 19,1-9), y escribe: «El carácter conflictivo de su de­cisión (la de Zaqueo] indica la seriedad v consecuencia de la entrada del pobre en su propia vida. Y con el pobre es la salvación la que se hace presente en su casa» (pp. 110-111), Para vivir corno cristianos es indispensable la práctica cons­tante de la fraternidad con los hermanos más débiles y pos­tergados; es decir, de lo que desde la Conferencia de Puebla -a la que Hugo Echegaray acudió poco antes de su muerte en respuesta a la invitación de varios obispos- conocemos copio "opción preferencial por los pobres", única opción - como la del Dios que se revela ya en las primeras páginas de la Biblia _v en la experiencia del éxodo- que posibilita la inclusión de todas las hijas y de todos los hijos de Dios, la efectiva universalidad.

Finalmente, este libro explica muy bien que la práctica del Reino no es, en modo alguno, incitación mecánica. Por el contrario, Hugo afirma que «Jesús lega a sus discípulos los principios básicos de una práctica alternativa, crítica con respecto al .sistema, que es la práctica del reino y base de una vida común en "ecclesia "» (p. 197), con lo que aclara chic los valores o actitudes que movieron a Jesús han de ser vividos por cada cristiano desde la propia vocación, con creatividad y libertad espiritual (ver Gálatas 5,1 y 13).

-------------------------------------

(1) «Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia», o sea, el amor gratuito de Dios (Romanos 5,12-2 1 ).

(2) El 25 de setiembre --es decir, en la semana en que esto escribo- el Papa se ha dirigido a unos obispos de Filipinas y les ha dicho: «Siguiendo a nuestro Señor, optamos por ser una Iglesia de los pobres», con una preferencia «que charca a todas las personas» y que es y quiere ser "una Iglesia en la que los pobres son bienvenidos, escuchados e involucrados activamente». Ver la página web del Vaticano, fecha indicada.

Sus artículos

Publicados en la revista Páginas, publicación bimensual del Centro de Estudios y Publicaciones (CEP)
1. "Conocer a Dios es practicar la justicia" - Juan 2,29 Páginas Nº 3 - Julio 1976
2. Lutero y Munzer: Dos concepciones antitéticas del proceso de liberación Páginas Nº 5 - 6 - Setiembre 1976
3. El leproso, Jesús y los médicos descalzos Páginas Nº 5 - 6 - Setiembre 1976
4. Algunas reflexiones en torno al reciente mensaje del Episcopado Páginas Nº 7 - Diciembre 1976
5. "Tierra Nueva" y la Teología de la Liberación - Críticas desde el orden establecido Páginas Nº 9 - Mayo 1977
6. Momentos en la historia de la Utopía Páginas Nº 10 - Junio 1977
7. Derecho del Pobre - Derecho de Dios Páginas Nº 11-12 - Setiembre 1977
8. Vamos Caminando - Un nuevo modo de hacer Teología Páginas Nº 15 - Mayo 1978
9. La presencia de la Iglesia en el momento actual Páginas Nº 18 - Octubre 1978

Testimonios sobre Hugo

Tomados de la Revista Páginas Nº 25 Octubre 1979
1. Hugo Echegaray Equipo Redacción Páginas Páginas Nº 21-22 - Abril 1979
2. Desafío y Tarea Juan Riera Páginas Nº 25 - Octubre 1979
3. Caminando con el pueblo Gustavo Gutiérrez Páginas Nº 25 - Octubre 1979
4. Práctica del Evangelio y Justicia Social Rolando Ames Páginas Nº 25 - Octubre 1979
5. Hugo Echegaray Francisco Guerra García Páginas Nº 25 - Octubre 1979
6. Vitarte-Así ve la comunidad a Hugo Páginas Nº 25 - Octubre 1979
7. Hugo Hermano Mayor Páginas Nº 25 - Octubre 1979
8. Hugo entre Nosotros Páginas Nº 25 - Octubre 1979
9. Hugo nuestro asesor Páginas Nº 25 - Octubre 1979
10. Hugo Páginas Nº 25 - Octubre 1979
11. En su memoria Páginas Nº 25 - Octubre 1979
12. A la muerte de Hugo J.R.N. Páginas Nº 25 - Octubre 1979
13. Conversando con Monseñor Dammert Páginas Nº 25 - Octubre 1979
14. De una carta de Hugo Páginas Nº 25 - Octubre 1979

15.

Sábado Comunitario

UNEC-LIMA